Inicio de sesión

Sala de prensa

Ícono Calendario 19/11/2020

«El Arroz Crece» con planeación y ordenamiento productivo.

Bogotá, D. C., 19 de noviembre de 2020 (@UpraColombia, @Felipeff). Con un llamado a la prudencia en la producción de arroz, se dio inicio a la reunión técnica nacional del sector arrocero 2020. «Tenemos que ser disciplinados en los temas del ordenamiento de la producción y mantener las áreas sembradas que se han indicado por parte de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), para el 2021 que esperamos que las áreas sembradas estén entre 520.000 a 540.000 hectáreas, y no incrementarlas, para que no se genere una sobreoferta», advirtió el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro. Y es que, a la fecha, se supera el millón de toneladas almacenadas, por lo que hay que mantener la misma superficie de siembra, para que durante el año 2021 se sostenga la rentabilidad. «Desde el ministerio regularemos las siembras en el primer semestre y velaremos para que los productores puedan tener una cosecha acorde y rentable en el año 2021», agregó el viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Gonzalo Botero Botero.  
 
Por esta razón, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el apoyo técnico de la UPRA y el gremio, presentaron oficialmente el Plan de Ordenamiento Productivo de la Cadena del Arroz a 2038: «La estrategia de ordenamiento de la producción junto con la formulación de los planes, nos están permitiendo encontrar grandes ventajas y oportunidades de acción conjunta, de inversiones estratégicas que incluyan a todos los eslabones de la cadena arrocera. Es para el Ministerio de Agricultura, para la UPRA y para el sector, una enorme satisfacción presentar este plan que ha servido además, para motivar a otras cadenas productivas, a otros gremios a iniciar su proceso y seguir los pasos de esta asociación líder del sector agropecuario», afirmó el director de la UPRA, Felipe Fonseca Fino.  
 
Con la mirada en el año 2038, los arroceros de Colombia le apuestan a una cadena cohesionada gracias a la implementación de esquemas de cooperación entre sus diferentes eslabones y al desarrollo de alianzas público-privadas que impulsen la ejecución de políticas estables y de largo plazo, fundamentadas en la provisión de bienes y servicios públicos y en la inversión continua del sector privado, que lograrán altos niveles de competitividad y sostenibilidad ambiental, convirtiendo el sector arrocero en un motor del desarrollo económico y social, contribuyendo al abastecimiento alimentario tanto regional como nacional y compitiendo frente al mercado internacional con un producto de alta calidad e inocuidad.  
 
El portafolio del Plan de acción para el desarrollo, estabilidad y especialización de la cadena arrocera están orientados a responder a los 3 ejes estructurales: Eficiencia productiva y de mercados, bienes y servicios para la especialización regional; y la institución, comunidad y ambiente. Se compone de nueve programas, 26 proyectos y 120 actividades con identificación de productos, actores y años de implementación. Entre ellos están mejorar de la productividad del cultivo de arroz, el fortalecimiento de la investigación, desarrollo e innovación, el aumento del uso de semilla certificada, la optimización del uso del recurso hídrico en las áreas del cultivo de arroz y el fortalecimiento de la sostenibilidad ambiental de la cadena, entre otros.  
 
Rufo Antonio Regino Noriega, presidente de la Junta directiva de Fedearroz, expresó: «El campo es el presente y saldrá ilesa aquella nación que tenga como prioridad al sector agropecuario en la agenda. Damos gracias a Dios por la hoja de ruta que se ha diseñado para el desarrollo de nuestro país arrocero. Hoy, los arroceros estamos a la vanguardia con los avances tecnológicos, representados en nuevas variedades e híbridos». Y es que el cultivo del arroz es el tercero con mayor área sembrada en el país, lo cultivan en 211 municipios de 23 departamentos distribuidos en cinco zonas arroceras, el 45 % de la producción anual del país proviene de los Llanos Orientales, definiendo la tendencia de la comercialización de arroz en el país. De acuerdo con el Sipra, Colombia cuenta con 1.653.415 hectáreas de aptitud alta (A1) para su cultivo y los 5 departamentos con mayor aptitud son Meta, Casanare, Cesar, Córdoba y Arauca. ​

Durante la instalación del evento, el gerente de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, entregó el balance de gestión del año 2020, y exaltó la labor para responder ante la crisis desatada por la pandemia y la responsabilidad en el abastecimiento alimentario: «Gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura y del Viceministerio de Asuntos Agropecuarios que lograron el incentivo al almacenamiento, y al buen entendimiento con la industria en cuanto a los precios, el año 2020 fue un buen año para los arroceros en cuanto a la producción y el rendimiento». 
 
Las memorias técnicas de la construcción del Plan de Ordenamiento Productivo de la Cadena de Arroz, que contiene el análisis situacional, escenarios prospectivos, los lineamientos de política y el plan de acción, estarán disponibles para su consulta en www.upra.gov.co o en el enlace QR.