Inicio de sesión

Sala de prensa

Ícono Calendario 7/04/2022

Conversatorio «Mujer, eje de desarrollo de la cultura del aseguramiento agropecuario en Colombia»

• Es de vital importancia empoderar a la mujer en el campo para contribuir a una sociedad más estable y al crecimiento económico del país.
 
• El Sigra va a permitir conocer de manera temprana y oportuna cuáles son los riesgos y cómo los podemos mitigar.
 
• Según cifras del DANE, en Colombia 5.851.880 son mujeres rurales, esto equivale al 48,2 % de la población total rural.
 
Bogotá, D. C., abril 07 de 2022 (@UPRAColombia, @felipeff, @ifdanielaguilar). Con una masiva asistencia virtual de representantes del sector rural de todo el país, se llevó a cabo el conversatorio «Mujer, eje de desarrollo de la cultura del aseguramiento agropecuario en Colombia», en donde se dio a conocer cómo el Sistema de Información para la Gestión de los Riesgos Agropecuarios (Sigra) es una innovadora herramienta que, gracias al enfoque de género y de inclusión, aporta de manera directa al empoderamiento de la mujer rural en Colombia.
 
Felipe Fonseca, director de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), inició esta conversación digital afirmando que el Sigra «es un conjunto integrado de actores, datos, tecnologías y procedimientos que, interrelacionados, permiten gestionar información necesaria, con el fin de generar conocimiento en las instituciones del sector y así poder soportar la toma de decisiones en la gestión de los riesgos que afectan al sector agropecuario». Cabe resaltar que el Sigra es una iniciativa fundamental de política pública, de acceso libre y gratuito. 
 
El enfoque de género e inclusión es un paso importante que está dando el país, «cuando se trabaja por equidad de género, se trabaja por un desarrollo económico inclusivo. En el Sigra, lo que queremos lograr con este enfoque es que esté disponible y se haga visible información desagregada que permita diferenciar a pequeños y pequeñas productoras de grandes productores, hombres y mujeres, grupos étnicos, entre otros», explicó Juliana Ríos, experta en género del Programa de Prosperidad del Reino Unido en Colombia.
 
El conversatorio contó con la participación de destacadas mujeres que hacen parte de la construcción técnica de instrumentos relacionados con la cultura de la gestión de riesgos agropecuarios: Yolanda González Hernández, directora del Ideam; Claudia Collazos, profesional especializada en Género e Inclusión Financiera de la Dirección de la Mujer del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural; Mónica Rangel, directora de la Unidad de Gestión de Riesgos Agropecuarios de Finagro; Luz Mery Gómez Contreras, jefe de la Oficina TIC de la UPRA, y Juliana Ríos, experta en género de la Embajada Británica en Colombia; con la moderación de María Isabel Díaz, directora de Comunicaciones de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC). 
 
Las panelistas dejaron importantes análisis y reflexiones sobre la importancia de empoderar a la mujer en el campo, para contribuir a una sociedad más estable y al crecimiento económico del país. «Si no tenemos un enfoque inclusivo y diferencial dentro de una estrategia de desarrollo económico, no vamos a tener esa sostenibilidad en el tiempo. El Sigra debe tener como base información técnica sólida, planificada y gestionada para que los seguros queden bien diseñados y así poder atraer mejor y mayor inversión en el campo colombiano», afirmó Mónica Rangel.
 
Por su parte, Claudia Collazos manifestó que una de las primeras acciones desarrolladas por el Minagricultura y el sector agro en la inclusión de género en Colombia es la producción y análisis de la información diferencial: «Se ha logrado avanzar significativamente con datos específicos donde se pueden ver los cambios en la vida de la mujer rural, que permiten monitorear las metas en política pública».
 
Así mismo, Luz Mery Gómez Contreras, destacó: «Según cifras del DANE, en Colombia 5.851.880 son mujeres rurales, esto equivale al 48,2 % de la población total rural. Las mujeres son un actor fundamental en el sector agropecuario no solo por la cantidad de mujeres rurales, sino por su valor y aporte en el sector, por ejemplo, en la estrategia de Agricultura por Contrato: 72.416 de 236.987 acuerdos comerciales se realizaron con mujeres y el 61 % de alianzas productivas que se tienen son con mujeres».
 
En el Sigra, el enfoque de género se ha venido trabajando a lo largo del proyecto. La caracterización del país y otras variables «nos ha permitido identificar cuántas mujeres están siendo afectadas en su producción por efectos de riesgos agroclimáticos y conociendo a que se dedican estas mujeres rurales se pueden diseñar productos financieros acorde a sus necesidades específicas. Esta formulación de productos específicos es lo que nos ayuda a disminuir las brechas de género e inclusión», concluyó la jefe de la Oficina TIC de la UPRA.
 
El Sigra va a permitir conocer de manera temprana y oportuna cuáles son los riesgos y cómo los podemos mitigar. Uno de los objetivos es que las mujeres puedan tomar decisiones inteligentes; en la medida en que manejen con más propiedad toda la información sobre los riesgos agroclimáticos estarán más seguras de hacer sus inversiones en el momento que deben hacerse.
 
De igual forma, Mónica Rangel explicó: «Es importante que las aseguradoras empiecen a hacer productos más especializados y específicos para esta población. Para poder diseñar seguros es necesario contar con la información calificada y en la medida en que se tengan más detalles se van a traducir en mejores productos de seguro y mejores productos de crédito. Esta cantidad de componentes técnicos que se requieren para gestionar el riesgo adecuadamente se superan con estos sistemas de información».
 
El tema de riesgos es un tema transversal, por eso el Sigra no se origina solo para guiar el seguro agropecuario, sino que se convierte en un instrumento fundamental para que avance la agenda del desarrollo rural, pero no solo planificando, sino gestionado con herramientas de gestión de riesgo para que el desarrollo sea sostenible. 
 
«El Sigra es una herramienta que va a permitir facilitar la toma de decisiones, la buena gestión de los riesgos. Pero muy importante es que esto va a crear confianza por parte de las aseguradoras para que diseñen nuevos productos más especializados», puntualizó Claudia Collazos.
 
Para finalizar, Juliana Ríos, desde la perspectiva de la cooperación internacional, señaló al respecto: «Es clave que se use la información, es una herramienta que va tener información clave y es importante que se motive su uso para darle vida a la herramienta y a las políticas públicas. Un mensaje para los que producen y van a usar los datos de la plataforma es nunca olvidar que detrás de cada cifra hay una historia de vida y, en este caso, las historias de vida son de las mujeres rurales colombianas».
 
Este fue un espacio organizado por la UPRA, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Finagro, Ideam, el Gobierno del Reino Unido a través de su Programa de Prosperidad para Colombia, y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).
 
Escuche todo el conversatorio en el siguiente 
enlace.