Noticias

Plan Nacional de Desarrollo y agro colombiano, apuntan a productividad y sostenibilidad del sector

UPRA_Palma

Bogotá, D.C., 26 de septiembre de 2018 (@UPRAColombia, @felipeff). El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR), a través la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) participó en el foro nacional Paisaje palmero biodiverso, un compromiso nacional y sectorial, organizado por la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma y Foros Semana; en un panel donde se discutieron las consideraciones ambientales y de sostenibilidad que debería tener en cuenta el próximo Plan Nacional de Desarrollo, dentro de la inversión, el ahorro, la formalización, la productividad y la competitividad del sector agricultor colombiano.

El tema fue analizado por Felipe Fonseca Fino, director de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), Rafael Puyana, subdirector general sectorial del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y Fernando Balcázar, especialista en recursos naturales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Felipe Fonseca Fino, director de la Upra, entregó detalles sobre la Frontera Agrícola y su aporte para la visión agropecuaria del país en el Plan de Desarrollo, no solo desde el punto de vista público, sino también privado.

“Con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, estamos construyendo un mejor futuro entre todos, para alcanzar el país que todos anhelamos. Definimos una frontera agrícola que representa la seguridad jurídica y esa “cancha” en la que debe focalizarse todo tipo de instrumentación y gestión del sector agropecuario con el compromiso de cero deforestaciones. Con respecto al Plan Nacional de Desarrollo, la UPRA ha indicado unos desafíos: economía del campo, ordenamiento social de la propiedad, ordenamiento por cadenas productivas y gestión de la información”, señaló Fonseca Fino.

Por su parte, para Rafael Puyana, subdirector general sectorial del DNP, el Plan Nacional de Desarrollo tiene que partir de una ecuación en la que el único objetivo es generar bienestar social y de equidad no solo como una política tradicional, sino que también encierre legalidad, emprendimiento, y la productividad.

 

“Queremos movernos bajo una visión en donde los distintos sectores aporten de manera orgánica y eso implica también que el Plan de Desarrollo no se construya en el aire, sino que tiene que estar asentado en el territorio con una participación muy fuerte de los actores intersectoriales y así mismo que responda a los retos y desafíos que tiene cada uno”, explicó Puyana.

 

Con respecto al sector de la palma, destacó el esfuerzo permanente que hacen en materia de asistencia técnica ambiental, aspecto fundamental en el enfoque de la sostenibilidad y el crecimiento verde, punto significativo en el Plan de Desarrollo, y que puede ser ejemplo para otros sectores del agro.

 

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC, resaltó la importancia de los bienes públicos, en este caso los créditos por su categoría transformadora, además de los incentivos que se generen para la biodiversidad, la agricultura orgánica y la integración vertical hacia adelante, que de alguna manera nos conduzca a una gran oferta exportable y mayor competitividad en todos los sectores de la política agropecuaria.

 

En el panel también se discutieron aspectos sobre el proyecto Paisaje Palmero Biodiverso (PPB) y su importancia en la planeación, el diseño y el desarrollo de sectores agroindustriales diferentes al palmero, y, por otro lado, el interés por parte del Ministerio de Agricultura por aumentar la gestión de la información con el fin de garantizar el acceso a datos y conocimiento de manera oportuna y de calidad.