Sign In

Sala de prensa

Ícono Calendario 1/25/2022

El Sigra, herramienta fundamental para el sector agropecuario

Bogotá, D.C., 25 de enero de 2022. (@UPRAColombia, @felipeff). La cooperación del Reino Unido, a través de su Programa de Prosperidad para Colombia, busca con el Sistema de Información para la Gestión de los Riesgos Agropecuarios (Sigra), generar una cultura del aseguramiento agropecuario y mejorar la competitividad del sector rural en nuestro país.
 
En línea con las ambiciones que en materia de desarrollo rural y medio ambiente comparten el Reino Unido y Colombia, la gestión de riesgo y la cultura del aseguramiento es una estrategia que el Gobierno Nacional se ha propuesto incentivar, debido a que la actividad agropecuaria se encuentra expuesta –como se dice comúnmente– al sol y al agua, con una serie de riesgos normalmente aeroclimáticos y a efectos como la sequía, las inundaciones y el exceso en las precipitaciones, según lo explica Felipe Fonseca Fino, director de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra).
 
Para él –por ejemplo– en 2021 hubo una temporada de lluvias más larga y que, por supuesto, afectó la producción, los costos y los rendimientos en el campo, a lo que se sumaron otros riesgos que no son fácilmente previsibles como son los sanitarios, los de mercado y los financieros.
 
“Por eso es muy importante gestionar esos riesgos, tener la estructura para asegurarse. En ciertas regiones, nuestros campesinos asumen unos riesgos que obviamente impactan su ingreso y su producción agropecuaria, por lo cual es clave reducir ese riesgo, gestionarlo en alguna medida a través de esos seguros que permiten cubrir en parte esas pérdidas derivadas de esos fenómenos que no se pueden prever tan fácilmente”, anota el directivo. 
 
Con respecto a por qué el Gobierno del Reino Unido respalda esta iniciativa y la importancia de la cooperación internacional, el enfoque de género y la inclusión en el sector rural, Fonseca destaca que han sido un aliado estratégico porque a nivel mundial tiene un mercado, unas empresas y una cultura importante de aseguramiento, y precisamente en Colombia este apoyo pretende no solamente afianzar la cultura del aseguramiento, con enfoque de género, sino también ser ejemplo en otras partes, de manera que la actividad agropecuaria cuente con esas compañías no solo aseguradoras sino reaseguradoras que respaldan la producción.
 
Este apoyo incluye también reconocer ese enfoque diferenciado, de género, en el sector agropecuario, y especialmente hay un énfasis en el papel de la mujer en el campo. De ahí esa alianza, pues han confluido esos dos intereses mutuos en lo que se conoce como la cultura del aseguramiento y la gestión de riesgo.
 
Cooperación internacional
 
Al respecto, Tamar Bello, directora del Programa de Prosperidad del Reino Unido en Colombia, señala que este programa busca mejorar la competitividad de la agricultura en el país para reducir la pobreza y promover la equidad de género e inclusión y que desde esos objetivos surgen diferentes líneas de acción que no solo contemplan proyectos de agricultura sino también en transporte e infraestructura.
 
“En todos los proyectos buscamos transferir conocimiento técnico, ayudar en los procesos de adaptación de tecnologías e innovaciones y facilitar la adopción de todos estos, ya sea con entidades públicas o directamente con productores. En lo que se refiere a la gestión de riesgos agropecuarios financiamos seis proyectos de aproximadamente $17.000 millones, y todos estos buscan mejorar la gestión de los riesgos agropecuarios partiendo de la disponibilidad de la información y de los datos”, precisa Bello.
 
Según esta experta internacional, es importante identificar los riesgos que nos afectan y su relevancia en los cultivos. Y para saber eso, dice que se debe tener información y datos. Por ejemplo, si se quiere saber algo sobre cómo sembrar algodón, ellos buscan los boletines del sistema agroclimáticos del Ideam para saber la temporada de lluvias o si se quiere sembrar papa buscan en la Upra.
 
“Los proyectos que tenemos ahora mismo buscan apoyar el desarrollo de diferentes herramientas digitales que ofrecerán información y datos relevantes para la gestión de riesgos en una sola plataforma, el Sistema de Información para la Gestión de Riesgos Agropecuarios, SIGRA”, subraya la Directora del Programa de Prosperidad del Reino Unido en Colombia.
 
Frente a por qué es tan importante el sector agrícola para el gobierno británico, Bello señala que el Reino Unido es líder en innovación y tecnología agropecuaria, y desde allá se ha trabajado en desarrollar soluciones para aumentar la productividad, promover la sostenibilidad del campo, abrir nuevas oportunidades de mercado para pequeños y pequeñas productoras y mejorar la gestión de riesgo.
 
“Entre las soluciones que aportamos se pueden encontrar sistemas de información satelital, sensores remotos, soluciones de Internet de las cosas, manejo de Big Data y todo esto es necesario para desarrollar soluciones para el campo, pero también hay otra razón por lo cual es fundamental para nosotros y es que, como bien se sabe, este año asumimos la Presidencia de la Conferencia sobre el cambio climático, la COP26 en Glasgow, y uno de los temas más relevantes que se discutieron fue el de los efectos del calentamiento global sobre la agricultura”, manifiesta Bello, quien recuerda que Colombia tiene un 28% de población en áreas susceptibles a la inundación, por lo cual desde el Reino Unido tienen un compromiso importante para buscar soluciones al cambio climático a nivel global, pues entienden que es un problema global y que las soluciones también lo deben ser.
 
Ventajas del Sigra 
 
Con relación a los beneficios que ofrece el Sistema de Información para la Gestión de los Riesgos Agropecuarios (Sigra), Felipe Fonseca resalta que uno de los principales es lograr la consolidación de un sistema de información para el aseguramiento de riesgo agropecuario, porque esto implica un gran esfuerzo en materia de gestión de información agropecuaria, información de distintas entidades tanto públicas como privadas y que en cuanto a riesgos agroclimáticos es fundamental encontrar información de estaciones meteorológicas, pero además de otras fuentes asociadas a datos de uso de las tierras, de coberturas, etcétera.
 
“Uno de las grandes ventajas es la gestión de información agropecuaria, es tener información de calidad, oportuna y veraz, que permita tomar mejores decisiones. En el caso de la gestión del riesgo, el Sigra va a ofrecer una serie de servicios y productos gestionados por el sector público, que es algo también muy importante de destacar: el Sigra ha sido una decisión de política y es que sea un servicio público, pues en otros países ha funcionado muy bien por la administración privada, pero en Colombia la apuesta es por un servicio público”, enfatiza el Director de la Upra.
 
Así mismo, para Tamar Bello, el Sigra es una apuesta ambiciosa del Reino Unido, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Finagro y la UPRA, para lograr entregarle una herramienta innovadora a Colombia para gestionar los riesgos agropecuarios. De igual forma, a este iniciativa se suma el Banco Interamericano de Desarrollo, CAF, como gestionador de recursos.
 
Esta plataforma digital –indica– permitirá absorber datos de diferentes fuentes oficiales y, a través de modelos y algoritmos, entregará información precisa y diferenciada para identificar el riesgo de los sistemas agropecuarios. Desde el Sigra, la idea es que usen mapas y modelos para visualizar el riesgo antes de iniciar una inversión agropecuaria, lo cual beneficiará a los productores y productoras, porque podrán conocer el riesgo que corren al sembrar determinado cultivo en cierta fecha del año, ya que se posibilitará ingresar variables como la región, los suelos, la temporada, el sistema productivo, aparte de variables de género e inclusión, que dará la posibilidad de tener una información ajustada a las condiciones de los productores.
 
“Esto beneficiará no solo a los productores y productoras, sino también al sector público, porque le permitirá tener una herramienta de política pública para identificar a los más vulnerables y, de esta manera, poder direccionar recursos, programas y subsidios para atender las zonas de riesgo”, puntualiza Tamar Bello.
 
Todos estos temas fueron abordados el pasado 9 de diciembre en el foro virtual ‘Sector agropecuario: Gestión del riesgo y aseguramiento, con enfoque de género e inclusión’, en donde se hizo énfasis en la relevancia de la alianza público – privada y de la cooperación entre gremios ampliamente reconocidos y representativos, que tienen y cuentan también con sistemas de información, bases georeferenciadas, censos, inventarios, análisis de costos de producción y financieros ya que, de acuerdo con Fonseca– toda esta es información clave que contribuye a los análisis que se requieren desarrollar en un sistema de gestión de riesgos agropecuarios.
 
“El Sigra es la suma de esfuerzos tanto públicos como privados, de entidades oficiales y de públicas”, reconoce el directivo, quien se mostró muy complacido por la gran acogida que tuvo el foro, con una muy buena participación y con panelistas expertos que compartieron sus impresiones frente a la importancia de tener este sistema de información y, más allá, una estrategia. Vale recordar que Sigra hace parte de las metas del Plan Nacional de Desarrollo y que esta plataforma también contribuye a perfeccionar esa acción de riesgos, de seguros paramétricos, de seguros mucho mejor diseñados, con información más precisa y oportuna, y una de las conclusiones importantes del foro fue la importancia en la concurrencia de entidades públicas y privadas.