Uso eficiente del suelo y adecuación de tierras

 

Alcanzar el uso eficiente del suelo rural agropecuario implica comprender que la eficiencia es un concepto integrado a las diversas dimensiones de un territorio; esto significa cumplir las funciones económicas y ecológicas de la propiedad. La mejor opción de uso del suelo debe ser económicamente viable, socialmente compatible y ambientalmente aceptada.

En este sentido, la Dirección de Uso Eficiente del Suelo y Adecuación de Tierras de la UPRA promueve el ordenamiento productivo como el vehículo para superar las barreras actuales que los productores afrontan; es decir, plantear un orden en materia productiva implica planificar qué se va a producir, cuánto, en dónde, cuándo y cómo se va a producir, teniendo presente y respondiendo a la demanda del mercado, aspecto que actualmente no es significativo.

La formulación de planes de ordenamiento productivo implica establecer lineamientos, criterios e instrumentos en materia de uso del suelo y el agua, adecuación de tierras, reconversión productiva y ordenamiento social de la propiedad, que integrados y articulados apropiadamente a los planes de ordenamiento territorial y planes de desarrollo municipal, permiten formular políticas más acertadas, dado que reconocen y diferencian las particularidades de los territorios que conforman la nación.

La evaluación, el monitoreo y el seguimiento de las políticas públicas referidas al uso del suelo y a la adecuación tierras, además de ser funciones de la UPRA, permiten la reorientación de las actuales políticas y la formulación de directrices que contribuyen al desarrollo rural.