Noticias

UPRA y Fenalce aúnan esfuerzos para La consolidación del Plan de Ordenamiento Productivo y Social de la Propiedad Rural del Maíz con visión al 2038

UPRA_Maiz

Bogotá, 03 de mayo 2018. (@UPRAColombia, @felipeff).  El sector del maíz tecnificado en Colombia se caracteriza por ser uno de los más importantes y dinámicos del sector agropecuario, de acuerdo a cifras del Ministerio de agricultura y desarrollo rural (MADR), la superficie cosechada en maíz en 2017 ascendió a 672.457 hectáreas (ha); después del café y el arroz, el maíz es el tercer renglón agrícola en extensión.

Por la importancia del sector, la Unidad De Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) ha venido aunando esfuerzos técnicos, administrativos y humanos con la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y leguminosas de Colombia (FENALCE), para la formulación del Plan Nacional de Ordenamiento Productivo y Social de la Propiedad Rural del Maíz (PNOPSPRM) con visión prospectiva al 2038.

«Todo tiene un proceso y planificar el campo no es de la noche a la mañana, hemos venido trabajando con FENALCE desde el estudio de zonificación de aptitud para el cultivo del maíz tecnificado de clima cálido en Colombia, a escala 1:100.000, el cual ha brindado excelentes aportes para entender que el país tiene un potencial de más de 18 millones de ha aptas para su siembra» comentó el ingeniero Daniel Alberto Aguilar Corrales, Director Técnico de Uso Eficiente del Suelo y Adecuación de Tierras de la UPRA.

La zonificación definió que el total de áreas aptas para el cultivo comercial de maíz de clima cálido en el primer semestre agrícola asciende a 18.226.629 ha, equivalentes a 16% del área del país. De las áreas aptas en el primer semestre agrícola, 4.484.808 ha corresponden a una aptitud alta (A1); 7.754.404 ha se clasifican en aptitud media (A2) y 5.987.471 ha a aptitud baja (A3).

El Gerente General de FENALCE Henry Vanegas dijo que: «esto es un ejercicio de prospectiva muy valioso, es tener una visión de la espacialidad de los factores de producción y los actores productivos y debe ser compartida por el gobierno, los entes privados y los gremios de la producción que tienen que orientar este proceso; la formulación de este plan es una herramienta de planificación  muy importante que debemos seguir trabajando hasta tenerlo bien estructurado y que nos genere un  compromiso de implementación».

Los departamentos con mayor área apta para el primer semestre agrícola son: Meta (2.794.633 ha), Vichada (2.735.218 ha), Antioquia (1.532.141 ha), Córdoba (1.361.144 ha) y Caquetá (1.300.011 ha), con un total de 9.723.147 ha que representan el 53,3 % del total del área apta a nivel nacional.

Los departamentos con mayor área apta para el segundo semestre agrícola son: Meta (2.784.314 ha), Vichada (2.723.970 ha), Antioquia (1.441.253 ha), Córdoba (1.361.426 ha) y Caquetá (1.302.682 ha), con un total de 9.613.646 ha que representan el 52,9 % del total del área apta a nivel nacional.

Luis Narro León, consultor de CIMMYTColombia expresó: «estoy sorprendido con el avance en Colombia porque hay mucha información que es una base fundamental para seguir adelante, la información recibida hoy nos muestra la calidad y el buen trabajo que se está haciendo. Colombia puede sumarse a ser un país exportador, ese es el reto».

¿Para dónde va el sector del maíz tecnificado en Colombia?

Después de la zonificación de aptitud para el cultivo del maíz tecnificado de clima cálido, la UPRA sigue trabajando con FENALCE, para tener una visión del sector a 2038.

Al ser este un instrumento inclusivo que le compete a todos los actores del subsector, UPRA y FENALCE invitaron a la cadena productiva y a instituciones públicas y privadas a unirse a la formulación del (PNOPSPRM), lo que permitirá aumentar la producción y la participación en los mercados de forma competitiva y en condiciones de eficiencia del uso del suelo y sostenibilidad social y ambiental.

Con este trabajo de prospectiva se han estimado que en Colombia se demanda aproximadamente 6.5 millones de toneladas de maíz amarillo y blanco para la industria alimentaria pero la producción es de 1.3 millones de toneladas, generándose una brecha de 5.2 millones de toneladas que son suplidas por importaciones.

Entre los actores que participaron se estableció la conformación de una mesa técnica que permita seguir trabajando la construcción prospectiva del plan de ordenamiento.

«El objetivo es determinar las áreas estratégicas para la producción de maíz tecnificado, desarrollar instrumentos para lograr aumentar la eficiencia y competitividad de la producción de maíz tecnificado con destino a las industrias de alimentos para animales y de consumo humano directo; entre otros fines que nos permitan al final realizar la evaluación del impacto del ordenamiento productivo y social de la propiedad del sector». Mencionó el director general de UPRA ingeniero Felipe Fonseca Fino.