Noticias

En marcha actividades de evaluación de tierras en Cundinamarca, a través de acompañamiento de la UPRA

upra_cundinamarca

Bogotá, D.C., 9 de julio de 2018 (@UPRAColombia @felipeff). La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria, UPRA, prestó acompañamiento técnico a un convenio celebrado entre la Gobernación de Cundinamarca y Agrosavia que tiene objetivo realizar una evaluación de tres tipos de utilización de la tierra con fines agropecuarios para plátano dominico hartón, caña panelera y frijol rojo en el departamento de Cundinamarca.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define el concepto de evaluación de tierras como el proceso mediante el cual se establece el desempeño de la tierra para un uso específico, es decir, la aptitud de uso de cada una de las clases de tierra existentes en una zona para determinados usos.

El objetivo de la evaluación es proponer sistemas de uso que sean biofísicamente apropiados, socialmente aceptables, económicamente viables y que no ocasionen impactos negativos en el medioambiente, es decir, que sean sostenibles a largo plazo. Se considera un instrumento dentro de la etapa inicial del ordenamiento productivo que busca priorizar las apuestas productivas e identificar las áreas estratégicas, entre otras actividades para la producción agropecuaria.

Según Felipe Fonseca Fino, Director General de la UPRA, la evaluación de tierras proporciona respuestas prácticas a preguntas como las siguientes: ¿Qué otros usos de la tierra, físicamente posibles, son económica y socialmente relevantes?, ¿Qué insumos son necesarios para lograr un nivel óptimo de producción?, ¿Cuáles son los usos actuales de la tierra? y ¿Cuáles serán las consecuencias si las prácticas actuales de gestión siguen siendo las mismas?

«La importancia radica básicamente en que los productores del campo van a tener unas herramientas técnicas que van a orientar la toma de decisiones cuando quieren decidir qué cultivar y dónde cultivar. En este proceso acompañamos a la Gobernación de Cundinamarca en ese plan de ordenamiento y entregamos al departamento esa ruta de trabajo a futuro de manera prospectiva, en materia de productos competitivos y zonas en las que se debe focalizar”, explicó Fonseca Fino.

Agregó que, en este ejercicio de evaluación de tierra, se inició con la identificación de los núcleos productivos para los tres sistemas agrícolas. Para el plátano dominico hartón los núcleos productivos se ubicaron en los municipios de Sasaima, Chaguaní-La Palma, Yacopí, La Vega. Para caña panelera, Caparrapí, Útica, La Peña, Nocaima, Villeta. Para frijol rojo, Gutiérrez, Fosca, Guayabetal, Cabrera y Guaduas.

De acuerdo con Erika Sabogal, secretaria de Agricultura de Cundinamarca, con la UPRA se ha venido haciendo un trabajo muy importante de asistencia técnica directa, para tener una evaluación de tierras en los 29 sistemas productivos priorizados en el departamento de Cundinamarca.

“Existe un convenio marco que nos ha permitido avanzar en cada uno de esos siete ejes para obtener un plan departamental de ordenamiento de la propiedad social en Cundinamarca. Agradecemos este esfuerzo también a Agrosavia por entregarnos una metodología semidetallada en tres sistemas productivos de gran relevancia en la región”, destacó la Secretaria de Agricultura de Cundinamarca.

Los beneficiarios de la metodología son aquellos actores que requieren realizar procesos de planificación del uso de la tierra rural. El producto final de la evaluación son mapas de zonificación del territorio que determinan zonas de alta, media y marginal aptitud y zonas de usos condicionados o con exclusiones técnicas o legales.

 

En general, es un insumo técnico para el direccionamiento de políticas agropecuarias y desarrollo de proyectos de inversión que fortalezcan la cadena y permitan que el sector sea competitivo; así se determina la viabilidad del establecimiento de sistemas de producción alternativos, adaptados a las condiciones socioeconómicas y agroecológicas que contribuyan al desarrollo humano sostenible.

Para Juan Carlos Martínez Medrano, coordinador técnico del convenio por parte de Agrosavia, el trabajo orientará el uso eficiente del suelo y el ordenamiento social de la propiedad para dar elementos tanto a la Gobernación como al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural que permitan impulsar el desarrollo agropecuario en el departamento de Cundinamarca.

«El proceso de ordenamiento social y productivo de la propiedad rural que viene adelantando el departamento de Cundinamarca permite tener una mejor comprensión de los procesos agropecuarios y plantear mecanismos para la intervención integral del territorio con el fin de reducir las brechas territoriales y mejorar la calidad de vida de la población rural», indicó Martínez Medrano.

Teniendo como marco lo anterior, el 9 de julio del año en curso, en la Gobernación de Cundinamarca, se realizó el foro: Evaluación de tierras y su importancia en el ordenamiento productivo de Cundinamarca. El encuentro contó con la participación de representantes de las secretarías de Agricultura y de Planeación municipales del departamento de Cundinamarca, Gobernación de Cundinamarca, Entidades del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y de las Unidades Municipales de Asistencia técnica Agropecuaria (UMATA).